"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

lunes, 24 de julio de 2017

Quizás deba callarme, al menos un segundo.

Hola amigo, 
hoy era un día feliz que se convirtió en triste. Vine aquí buscando consuelo en las palabras... pero no salen. 
Quizás hoy solo deba quedarme callada un momento. 
girl image

jueves, 13 de julio de 2017

La fragilidad de un corazón

Según la anatomía el corazón es un órgano muscular que bombea la sangre al resto del cuerpo permitiendo la vida. Según un punto de vista más "sentimental" es el lugar donde se encuentran los sentimientos internos, los deseos y las pasiones... Al menos esto es lo que dice el diccionario al respecto.
Sin embargo en ningún lugar te habla de la complejidad del corazón, de su relación con la mente y con cada fibra de tu ser. Nadie te dice lo maravilloso que es cuando eso llamado amor lo conquista, nadie te dice lo duro que es cuando te lo arrebatan, lo que duele cuando se rompe. Nadie te dice lo que como cuidarlo, como mantenerlo, como hacer para que cuando lo malo llegue no duela... como aguantar.
Se menciona en libros y películas como una gran trama que suele acabar con final feliz, no importa, nada se aproxima a la realidad de esa tortura llamada "amor". Nada te enseña lo frágil que puedes llegar a ser, lo débil y pequeño que te puedes llegar a sentir cuando lentamente ves como tus sentimientos se ven alterados, fraccionados, heridos o acabados.
Un corazón roto duele como el mayor de los golpes.
Un corazón debilitado es de las cosas más tristes que he visto. Se rompe poco a poco, fisura a fisura... hasta caer en millones de pedazos sin fuerzas para intentar recomponerlo.
Refuerza tu propio corazón como una piedra que no se rompa aunque le lleguen los golpes. Aprende a cuidar de un corazón ajeno... no le hagas daño, se bueno, amable y cariñoso... no quieres que te hagan ese daño a ti ¿verdad? Evita infringirlo. Ama como quieres que te amen, pues un corazón es frágil, incluso aquellos que parecen hechos de piedra.

domingo, 18 de junio de 2017

La ayuda de un monstruo


¿Sabes ese botoncito?
El de la autodestrucción, ese que conozco también... noto como mis dedos vuelven a pasarle por encima, como lo tocan y acarician... como el peso de apretarlo me calma y aterroriza.
¿Sabes cuando sabes que estás jodida? Cuando tus propios demonios son los que te evitan que lo aprietes.

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com